Biblioteca rusa en Lloret de Mar Del hecho de que hoy apenas encontramos tiempo para la lectura, no es tanto culpable el frenético ritmo de la vida moderna como la simple ausencia o falta de accesibilidad a libros en la lengua materna. Tenemos que admitir que la literatura en lengua rusa en España es claramente insuficiente. Existen tiendas donde se pueden comprar libros en ruso, pero su selección a menudo se limita a unos pocos géneros de ficción y novelas románticas, mientras que el libro electrónico, a pesar de su disponibilidad, no gusta ni mucho menos a todo el mundo. Por una parte, un libro así no se puede hojear, no se le puede doblar como de costumbre la esquina de una página, y por otra, supone una mayor fatiga para el ojo, con las consecuencias que eso conlleva.
La Asociación “Casa Rusa en Cataluña” se decidió a resolver esta situación en colaboración con la agencia de viajes “Novovira”. Para no prolongar el asunto indefinidamente, el 22 de agosto de 2011 se inauguró la primera biblioteca rusa de España, en las instalaciones de la “Casa Rusa” en la localidad de Lloret de Mar. Sobre la importancia de este acontecimiento habla el hecho de que a la ceremonia de inauguración asistieron representantes del Ayuntamiento, así como más de un centenar de residentes de habla rusa y española, llegados a Lloret de Mar desde Barcelona y ciudades próximas.
La mayor parte de la colección reunida en el edificio de la Asociación, ha sido recopilada a partir de donaciones de los usuarios de la biblioteca. Otra parte fue adquirida en la librería rusa de Ilia Barkova. En la actualidad hay recopilados del orden de mil libros, de todos los géneros y categorías: desde cuentos infantiles y poesías hasta serios tomos históricos y los mejores bestsellers internacionales. Quienes estudien las lenguas española y catalana encontrarán aquí toda la bibliografía necesaria, y los viajeros encontrarán una extensa colección de guías de todos los países del mundo. Cabe destacar que la biblioteca no impone al usuario un plazo de devolución y permite recibir simultáneamente tres libros.
Por supuesto, esto no es ni mucho menos una colección completa de toda la literatura. El fondo de la biblioteca se actualiza constantemente con libros donados por los propios usuarios. Muchos de ellos son simples turistas que llegan a España para unas semanas y desean dejar la literatura ya leída como regalo para la biblioteca.
El principio de funcionamiento de la biblioteca es simple y eficiente: todos los servicios se llevan a cabo bajo el régimen de depósito. Quien desee utilizar la biblioteca deben rellenar un formulario de pedido y dejar un depósito de 50 euros, con lo que pueden solicitar hasta tres libros. Tras la devolución de los libros, se devuelve el depósito.
Y si el trabajo con los nuevos ejemplares presupone ser miembro de la Asociación “Casa Rusa en Cataluña”, para los ejemplares de segunda mano el esquema es todavía más simple. El usuario deja una contribución de un euro, y como garantía de devolución, un libro que ya haya leído. Los organizadores del proyecto se han ocupado no solo del funcionamiento, sino también de la comodidad de la biblioteca. En las instalaciones de la “Casa Rusa” existe una sala de lectura, donde poder sumergirse en el maravilloso mundo del libro en un ambiente relajado; y el personal de la biblioteca  ofrecerá a los lectores ayuda para elegir las obras de arte o material temático requeridos.